encuentros eleusinos
De turismo por Nueva Delhi
By Javier Redondo Jordán On 12 nov, 2012 At 08:13 PM | Categorized As Nueva Delhi | With 1 Comment

qutub minar minarete delhi india newAlrededores del Qutb Minar

Por la mañana vino a recogerme un conductor nuevo. Se llamaba Gurupal. Al parecer, Raal sólo cubría su puesto hasta que pudiera incorporarse al trabajo. Gurupal sería mi cicerone en el viaje a través de Rajastán, hacia donde partiríamos al día siguiente. Aquella jornada, sin embargo, aún me quedaba terminar de visitar los enclaves más conocidos de Nueva Delhi.

Tras las presentaciones, subí al taxi del hombre que durante las próximas dos semanas me conduciría por las dudosas y trepidantes carreteras indias. Así al menos las retratan las leyendas.
Gurupal era un hombre joven, de unos cuarenta años, moreno como todos los indios, aunque el tono de su piel era más oscuro de lo normal, de tinte azabachado. Tenía el pelo hirsuto y liso, y no gastaba bigote, al contrario que la mayoría de sus paisanos.

qutub minar minarete delhi india new
Qutb Minar

Dedicamos el día a hacer turismo: recorrer la ciudad y sus principales monumentos, como el Qutb Minar. Situado en las afueras de Delhi, el minarete de Qutb, la primera ciudad islámica de Delhi, se divisaba en la lejanía fuliginosa. Los musulmanes arrasaron la ciudad en su conquista, quemaron las casas de sus habitantes, saquearon sus tesoros, degollaron a los soldados, violaron a sus mujeres y, la afrenta más insultante que cabe imaginar, profanaron templos hindúes y jainistas por doquier, destruyendo la encarnación religiosa local para instaurar la extranjera. Enterrar bajo tierra las creencias ajenas, sellando la fosa con el pedestal de las propias. Si a un pueblo se le asesina a su dios, se acaba con su esperanza de salvación. Así ha sido siempre y siempre será así.

Más tarde, el conquistador musulmán reutilizaría las ruinas que no habían perecido pasto de las llamas y edificaría su mezquita dentro del recinto del Qutb Minar, cuyas columnas presentan símbolos paradójicamente blasfemos, profanos a la fe coránica, propios de su origen hinduista.

tumba humayun tomb delhi india newEl autor frente a la tumba de Humayun

Más tarde nos dirigimos a la tumba de Humayun, un extenso complejo de edificios de arquitectura mogol, cuya edificación principal, la sepultura del emperador Humayun, enseguida recuerda a otro emblemático mausoleo indio: el Taj Mahal. Salvo que éste de Humayun está construido con arenisca roja, en lugar de los mármoles blancos que sirven de piel al símbolo nacional. Era aquél un hermoso lugar para pasear, dejando pasar el tiempo que mecía los árboles de sus jardines y ajaba las fachadas de las mezquitas.

templo loto lotus temple bahai delhi india newEl Templo del Loto, en Nueva Delhi

El Templo del Loto, ubicado al sur de Nueva Delhi, es una construcción religiosa contemporánea, cuya arquitectura emula la forma de una enorme flor de loto de cemento y mármol que se superpone blanca sobre el cielo contaminado. Un templo que no está dedicado, curiosamente, a ninguna divinidad de religión alguna, y por ello todas tienen cabida en su interior. No es una iglesia, ni un templo, ni una mezquita. Es un santuario sin dios. Su finalidad es la común a todos los santuarios: orar. Eso me explicó el conductor. Tenía sentido, aunque no era del todo cierto, porque en realidad se trata de un templo bahaísta. El bahaísmo es una religión monoteísta promulgada por Bahá’u'lláh, su profeta y fundador, quien enseñó que sólo existe un único Dios que se va revelando a la humanidad a través de sus diversos profetas, entre los que se encuentran Moisés, Krishna, Buda, Zoroastro, Jesucristo, Mahoma, El Bab y el propio Bahá’u'lláh, de modo que el bahaísmo es una creencia sincrética y aglutinante, algo que no andaba muy lejos de lo que me había descrito Gurupal.

Luego me llevó al centro, a la Puerta de la India, el monumento erigido en memoria de los soldados indios caídos en la Primera Guerra Mundial y en las Guerras Afganas de 1919. Su nombre original había sido Memorial de todas las Guerras Indias, y debieron ser una muchedumbre de jóvenes soldados los que murieron en ellas, pues los nombres de todos sus muertos están esculpidos sobre las paredes del monumento, que se elevan más de cuarenta metros hacia el cielo, grabadas de caracteres en sánscrito sobre la cabeza del observador.

puerta india gate delhi new
Puerta de la India, en Nueva Delhi


Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Laura dice:

    Gracias por compartir tu experiencia, me viene genial. Quiero hacer un viaje allí dentro de poco. He estado mirando visitar estos lugares:

    http://orizonmagazine.com/33horas.html

    ¿Qué me recomiendas?

    Gracias, nos leemos ;)

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Spam Protection by WP-SpamFree