encuentros eleusinos
El desierto de Thar: frontera entre Paquistán y la India
By Javier Redondo Jordán On 15 abr, 2015 At 02:26 AM | Categorized As En carretera, Rajastán | With 0 Comments

jaisalmer carretera India

El desierto ganaba la partida a las estepas, aquí y allá las dunas afloraban a ambos lados de la carretera, los árboles y los matorrales mermaban, la tierra arcillosa era sustituida por arena fina y amarillenta.

Nos aproximábamos a la frontera con Pakistán, muestra de ello eran los continuos controles militares por los que atravesábamos. Destacamentos de soldados de uniforme ocre flanqueaban las márgenes de la carretera. Detenido el vehículo frente a la barrera que impedía el paso, Gurupal bajaba el cristal de la ventanilla y entregaba los papeles del taxi y su identificación. En ocasiones, además, tenía que pagar peajes. Los agentes de policía, con cara de pocos ―ningunos― amigos, armados con fusiles y cubiertos con chalecos antibalas, examinaban los documentos que les tendía mi conductor y alzaban las cejas, mirando de hito en hito a aquel rostro pálido de los asientos traseros con cara de sospechoso.

Luego se elevaba la barrera de seguridad y podíamos continuar nuestro viaje.

Habida cuenta, además, del gran número de camiones militares que circulaban por la carretera, la sensación de inseguridad comenzaba a invadirle a uno, ensombreciéndole el ánimo. La mirada hosca de los soldados, hacinados en la caja de mercancías frente a nosotros, con el sudor roturándoles la cara, atravesaba el parabrisas del taxi. Su gesto provocador me intimidaba.

Sentía el acre hálito de la muerte pegado al cuello.

Tal vez llegar hasta allí no hubiera sido una buena idea. Saltaba a la vista que nos internábamos en una zona militarizada, en un foco de conflicto. Tal como están las cosas entre hindúes y musulmanes, entre indios y pakistaníes, no parecía muy sensato exponerse tanto, internarse en territorio comanche en un vehículo sin protección alguna, a expensas de cualquier ataque en la carretera.

El desierto de Thar es territorio compartido, aunque dividido, por la India y Pakistán. Las zonas fronterizas siempre se mantienen calientes entre países de diferentes creencias religiosas, y la violencia ancestral entre la India y Pakistán ha teñido en demasiadas ocasiones esta tierra baldía de sangre y luto. Traté de no pensar demasiado en ello. Jaisalmer quedaba ya a pocos kilómetros de distancia.


Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Spam Protection by WP-SpamFree