encuentros eleusinos
El laberinto de Connaught Place
By Javier Redondo Jordán On 13 nov, 2012 At 10:00 PM | Categorized As Nueva Delhi | With 0 Comments

connaught place nueva new delhi indiaConnaught Place desde el cielo

A sabiendas de que es uno de los focos de atracción turística, pícaros, engañabobos y vendedores de humo infestan la Puerta de la India y sus inmediaciones. También hay niños con la cara sucia y la ropa hecha jirones que piden una rupia llevándose los dedos a la boca, como si llevaran varios días de ayuno forzoso, y madres que mendigan con un bebé en brazos, cuyos gestos suplican por algo de dinero con que alimentar a la criatura. Otra vez vuelve a pasar el visitante por el trance de tener rechazar sus servicios y sus palabras melifluas, de esquivarlos, de evitar sus manos alzadas, quejumbrosas, de cerrar los ojos ante sus mohines gemebundos, incluso de escapar a toda prisa como de un enjambre de abejas.

Y así lo hicimos. Pusimos pies en polvorosa. Es apabullante, son como una plaga. Tanto es así que en nuestra huida nos siguió un encantador de serpientes que, a gritos, nos pidió que nos detuviéramos desde el otro lado de la avenida.

Venía corriendo con la lengua fuera, como si le fuese la vida en ello. Sin mediar palabra ni recobrar el aliento, cuando llegó junto a nosotros lanzó una cesta de mimbre blanco a nuestros pies. En la caída, la tapa de la cesta se desprendió y apareció una cobra en el fondo. Pegué un respingo. El hombre comenzó a tocar la flauta, mientras la serpiente se tambaleaba, aturdida, y miraba a uno y otro lado, como mira cada año la marmota arrancada de su madriguera en el Día de la Marmota. A veces la India regala escenas tan absurdas como ésta, esperpénticas caricaturas de sí misma. Le dimos la espalda a aquella parodia, perfecto ejemplo de los extremos a los que está llegando la degeneración de la India, que es ya un carnaval de máscaras, y seguí con Gurupal la avenida hasta Connaught Place.

Con un plano de Nueva Delhi en las manos es imposible no reconocer la localización de Connaught Place. Se trata del gran círculo en el centro metropolitano del que parten avenidas radiales desde un parque interior y atraviesan la ciudad hasta donde la vista alcanza. Cada avenida radial, además, está comunicada con el conjunto mediante calles circulares concéntricas. Es aquí donde se encuentra el mayor núcleo financiero y comercial de Nueva Delhi, pero en este entramado urbano también hierve, como una olla en plena ebullición, la picaresca y el engaño, cuyo objetivo es el cándido turista. Si Nueva Delhi encarna el infierno en la tierra, Connaught Place bien sería la caldera donde se cuecen todos los males a los que el turista debería temer y acaso evitar. Es el mejor lugar para despiojarse de las convenciones occidentales que trae el visitante en su equipaje, si es que no se lo han birlado a las primeras de cambio. El enclave perfecto para atisbar lo que le espera en este país de contrastes, donde modernidad y antigüedad, belleza e inmundicia, pobreza y resignación, nobleza y mezquindad conviven hombro con hombro durmiendo en las aceras de las calles.

connaught place nueva new delhi india
Connaught Place


Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Spam Protection by WP-SpamFree